Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información

Viaja en autobús a Crevillente

Adultos (más de 11 años)
Niños (4 a 11 años)
Bebés (0 a 3 años)

Ida

Vuelta abierta

PMRSR

Estación de autobús de Crevillente

Si estás pensando en viajar en autobús a Crevillente o partir desde Crevillente hasta cualquier otro lugar, tendrás que dirigirte a la dirección de Carrer de la Verge del Pilar, número 9.

Las rutas habituales con origen o destino Crevillente, suelen incluir lugares como Alicante, Santa Pola, Elche, Torrelladon, el Altet, Arenales del Sol, Perleta, el Vincle, Valverde, Balsares y por supuesto, cualquier otro punto de la geografía nacional española.

Acerca de Crevillente

Crevillente
Crevillente

La villa de Crevillente se halla emplazada al pie de la sierra del mismo nombre, la cual separa los Hondones y el Valle Medio del Vinalopó al Norte, de la Cuenca del Segura y la llanura litoral al Sur.

El casco urbano presenta unas características muy singulares, como son la compleja y desordenada trama urbana de tipo islámico de su núcleo antiguo y sus barrios de cuevas vivienda, el tipo de vivienda más original de estas comarcas, excavadas en las laderas de los cerros colindantes a la sierra.

El clima es de tipo semiárido con inviernos templados y veranos extremadamente secos y calurosos. Su temperatura media es de 18°, contando con mínimas en invierno de 3° y máximas en verano de 37°. La pluviometría posee valores muy bajos, en torno a los 298 l.

En su vegetación predomina el lentisco y la coscoja, además del esparto, el palmito y el espino negro, existiendo algunas manchas de bosque de pinar, ejemplo del cual es el Parque de Montaña de San Cayetano. En la llanura aluvial se halla La Laguna del Hondo, nicho ecológico de enorme interés declarado Paraje Natural, donde se pueden contemplar especies como la Garza Imperial o el Flamenco.

La principal actividad, base de su economía, es la industria de la alfombra, cuyo antecedente se remonta a la Edad Media y está en la tradición de la manufactura del esparto y del junco.

En el terreno cultural destacan las manifestaciones musicales, principalmente los cantos corales, y sus museos, así como su Semana Santa declarada de Interés Turístico Nacional y sus Fiestas de Moros y Cristianos.

Cosas que hacer en Crevillente

Natural Park of El Fondo

El Parque Natural El Hondo está enclavado en la parte más oriental de las sierras Béticas, en una depresión tectónica denominada "la Plana de Elche" al sur de la comarca del Bajo Vinalopó.

Las 2.387 Ha que conforman este humedal, declarado parque natural en 1994, comprenden dos embalses reguladores de riego, charcas perimetrales y zonas de saladar y cultivos, cuya conservación ha originado distintos ambientes de gran valor ecológico, aunque sin duda, es la fauna el aspecto más valioso del parque, tanto por la gran abundancia como por la presencia de especies seriamente amenazadas de extinción.

Las zonas de saladar circundantes poseen un valor incalculable al contar con la presencia de especies únicas, muchas de ellas endémicas.

Museo de la Semana Santa de Crevillent

Museo de la Semana Santa de Crevillent, Alicante, está considerado uno de los más importantes de España, en su género. Museo totalmente innovador, ya que está dividido en cuatro plantas, con los espacios centrales abiertos, lo que permite al visitante observar las obras de arte desde diferentes puntos de vista.

Otra de las características del Museo de la Semana Santa de Crevillent, es que la visita está configurada para seguir cronológicamente la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, por lo que el museo es todo un referente en el valor didáctico y catequético que tienen este tipo de museos.

En él, podremos encontrar obras de artistas de la talla de Mariano Benlliure, Antonio Riudavets, Carmelo Vicent, García Talens, Antonio Parera, junto a una serie de elementos singulares de nuestra Semana Santa: bordados, orfebrería, cartelería, pintura religiosa (obras de artistas de la talla de Julio Quesada Guilabert), túnicas.

Parque Natural el Hondo

El parque natural El Hondo forma parte de la antigua albufera de Elche, creada por la desembocadura del río Vinalopó y desecada casi en su totalidad entre la Edad Media y el siglo XVIII, para convertirla en terreno cultivable.

Crevillente
Crevillente

En esa zona pantanosa, la Compañía de Riegos de Levante construyó en los años veinte del pasado siglo dos embalses reguladores (el de Levante suma 450 hectáreas, mientras que el de Poniente alcanza las 650) para recoger y posteriormente distribuir a los agricultores, por un canal central, el agua elevada desde la vecina desembocadura del río Segura. Todo este conjunto hidráulico está oculto tras los cañaverales y demás vegetación palustre, ofreciendo un aspecto de gran laguna natural, completada con una serie de charcas y saladares inmersos en un horizonte de cultivos y palmerales, que conforman un paisaje excepcional.

El Hondo, que comparten Elche y Crevillent, es paraje natural desde 1988 y fue declarado parque natural por la Generalitat Valenciana en 1994. Figura en los listados del RAMSAR y está clasificado como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) por la relevancia y abundancia de su avifauna. Se han contabilizado 172 especies, de las que medio centenar son nidificantes. Entre ellas figuran la cerceta pardilla, una de las aves más amenazadas de Europa y la malvasía cabeciblanca, también en peligro de extinción, así como garzas, anátidas y limícolas de varias especies, y flamencos. En el medio acuático encontramos la anguila, el mújol, la carpa y el fartet común, un pequeño pez endémico del Mediterráneo español.

El paisaje del Hondo está dominado por el carrizo, mientras que los juncales están representados de manera muy fragmentaria. Las alcolechas ocupan zonas más secas y halófilas, junto a las salicornias y sosas.

Diversas pasarelas y observatorios permiten al visitante conocer varios rincones del parque y observar la actividad de las numerosas aves tanto en los embalses como en los cielos, en los que se disfruta de extraordinarios atardeceres.

Casa Tomás

La calidad del producto es la máxima de este restaurante. Los mejores mariscos, pescados, carnes, se mezclan con el saber hacer del chef y su equipo que es de lo mejor. Visita obligada.